Feeds:
Entradas
Comentarios

Os dejo en este post un enlace para que podáis descargar en formato pdf varias rutas desenderismo que hay cerca de Murias de Paredes (Valle de Omaña). León 

Rutas de senderismo

Imagen

Estoy convencida, que el futuro del turismo rural, pasa por la especialización. Cada comarca debe sacar partido a lo que tiene, es decir, utilizar sus recursos endógenos, para fomentar el desarrollo sostenible. Esta idea, tan traída  y llevada, creo que se ha llevado poco a la práctica, sobre todo en algunos lugares. 

Así que propongo actividades en Cuatro Valles, para atraer a visitantes, que busquen aquello de lo que tanto tenemos que ofrecer, es decir, un medio natural, de lo mejorcito de España. 

Empezaré esta colección de post, hablando de un recurso, que tiene unas inmensas posibilidades, las aves. 

Ya, desde algunos grupos de acción local, se viene desarrollando en Cuatro Valles, un proyecto de turismo Ornitológico, el proyecto Trino, que trata de poner en valor los recursos ornitológicos, que hay en Cuatro Valles.

www.birdwatchinginspain.com

Como el tema es muy extenso, dividiré esta colección en varios post, dedicados a las aves, en cada una de las comarcas que comprenden Cuatro Valles y este primero introductorio de la riqueza de las aves en Cuatro Valles en general.

 

 

 

Cuatro Valles comprende una zona muy extensa y muy variada. Desde los ecosistemas de alta montaña de Babia,  o alto Torio, hasta zonas llanas y mediterráneas como la Cepeda. 

Siendo sus ecosistemas variados, lo mismo podemos decir de las aves que habitan en ellos. 

La importancia ornitológica de Cuatro Valles, está avalada por la existencia en su territorio de 3 lugares de importancia para las aves en Europa, los llamados IBA (Important Bird Areas). 

Estas tres zonas son Babia-Somiedo, las sierras de Gistreo y Coto y las Sierras Centrales de la Cordillera Cantábrica. 

Los valores singulares  de estas zonas,  se basan en las especies de montaña y de bosque que en ellos viven. En especial, el urogallo cantábrico, la chocha perdiz, la perdiz pardilla y el pito negro. También algunas especies de zonas alpinas, como el treparriscos, el acentor alpino, la chova piquigualda y el gorrión alpino. 

Estas especies no son fáciles de observar, ya que hay que adentrarse en su hábitat, con paciencia y buen hacer, para poder verlas. 

Hay, sin embargo, en Cuatro Valles, un lugar de fácil observación de aves, el embalse de Selga de Ordás, donde se pueden encontrar un importante número de aves acuáticas. 

Recomiendo a los primerizos, una visita a este embalse, para iniciarse en esta actividad. 

Ya sabéis, imprescindibles prismáticos y una guía de aves. Y si os apetece, hay guías ornitológicos, dispuestos a haceros disfrutar de la visita. 

Las casas rurales El Urogallo,  http://www.urogallo.com participamos en el proyecto TRINO y ofrecemos el servicio de guía ornitológico. No es necesario estar alojado para contratar el servicio de guías.  

Hasta la próxima semana y feliz “birdwatching”

 

 

 

El pasado mes de diciembre, con las primeras nieves que cayeron en la Cordillera Cantábrica, un grupo de montañeros de León y Palencia, se alojaron en la Casa Rural Los Fresnos, para hacer una ascensión invernal al Catoute.

IMG_1996

La excursión fue todo un éxito, acompañada por el buen tiempo que hizo. Nieve y sol, ingredientes perfectos para disfrutar de un día de montaña en pleno invierno. Las fotos hablan por sí solas.

IMG_2102P

Imagen

 

 

Gracias por las fotos a  Deportes Chamonix de Palencia y a Oscar y Javi Expediciones

oscaryjavier.blogspots.com.es

Desde el 9 al 16 de julio, en la Casa Rural El Urogallo de Murias de Paredes, la asociación juvenil Auryn ha acogido un curso de interculturalidad y derechos humanos.

Una veintena de jóvenes provenientes de Turquía, Rumania, Polonia, Italia, Francia, Bélgica y España, se encuentran desde el pasado 9 de Julio en Murias de Paredes, donde participan en un curso de formación sobre Inmigración y Derechos Humanos financiado por el Programa Juventud en Acción.

Hasta el próximo sábado 16 de julio, los jóvenes podrán reflexionar sobre la situación de la inmigración en Europa, los diferentes modelos de integración de los inmigrantes y la situación de los Derechos Humanos en cada uno de los países que participan en esta formación. Como comenta el formador Fabrice Le Floch procedente de la localidad de Dinan en la Bretaña francesa «La interculturalidad es una oportunidad y el respeto a los derechos humanos tiene que ser una prioridad en la política a nivel europeo».

La Asociación Juvenil Auryn, un año más, ha decidido poner en marcha un proyecto a nivel europeo, siendo la única asociación juvenil de toda la provincia que lleva a cabo este tipo de proyectos.

En el año 2009 la asociación ya llevó a cabo un intercambio con jóvenes de diferentes países europeos sobre Derechos Humanos y para este año 2011 la asociación ha querido dar un paso más y poner en marcha este curso de formación. Además, el jueves 14 de  se llevó a cabo una fiesta intercultural en el Ferial de Murias abierta a todo el público.

 

 

hola:

os dejo el link a un interesante artículo sobre lo que hay detras del accionariado de la empresa que promueve la estacón de esqui de San Glorio.

Artículo muy clarificador para hacerse una idea (algo más exacta) sobre quien está detrás de todo este tinglado y la  manera en que la Junta quiere regalar la montaña leonesa a los empresarios de la construcción, espero que sea de vuestro interés

Desde este humilde sitio, no puedo por menos de mostrar mi alegría y emoción de ver como el rescate de los 33 mineros chilenos atrapados en la mina San Jose durante 69 días ha terminado con un gran éxito.

Me parece una hazaña de la humanidad, pero especialmente de todo el pueblo de Chile, que ha dado una imagen al mundo de profesionalidad y eficiencia digna de mención.

Enhorabuena desde León, un rincón de España, con corazón minero.

Este artículo fue publicado hace casi veinte años en El Pais: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Sigue/grave/minero/muerto/ayer/elpepiopi/19911214elpepiopi_9/Tes



TRIBUNA: JULIO LLAMAZARES

Sigue grave el minero muerto ayer

 

JULIO LLAMAZARES 14/12/1991

Entre las numerosas erratas de prensa que recuerdo haber leído, la que encabeza este artículo es, sin lugar a dudas, la más espectacular. Apareció hace años en portada en un periódico de León de cuyo nombre no quiero acordarme (por respeto y porque hay dos) y le costó, al parecer, el puesto a su despistado autor. Grave injusticia, me temo, por cuanto, con su despiste, el defenestrado y anónimo periodista acababa de hacer el mejor diagnóstico del futuro de la minería española, y especialmente de la del carbón. ¿O qué es, si no, lo que, con eufemismos y medias palabras, vienen diciendo en los últimos tiempos los responsables políticos del sector?

Entre los 4 y los 12 años -es decir, toda mi infancia-, viví en un pueblo minero de la cuenca de Sabero, en León. Olleros, que así se llamaba el pueblo (y espero que se siga llamando mucho tiempo), era, por los años cincuenta y sesenta, que fue cuando yo viví allí, un bullicioso y próspero núcleo minero en el que se hacinaban más de 3.000 personas y al que arribaban cada semana nuevas familias procedentes de toda España, y aun de algunos países diel extranjero. Eran tiempos de prosperidad. Las minas daban trabajo, corría el alcohol y el dinero y, aunque no pasaba un mes sin que el grisú se cobrase la vida de algún minero (entre mis recuerdos de aquellos años, uno de los más presentes es el de los entierros), la gente estaba contenta porque, mientras tanto al menos, podía seguir viviendo, cuestión nada fácil entonces por aquellas montañas y en aquel tiempo. Pero nadie se preocupó del futuro, ni siquiera muchas veces del presente, pese a que ya se veían los negros y acechantes nubarrones que empezaban a cernerse sobre ellos. Los empresarios estaban ocupados en rentabilizair a toda prisa el buen momento del carbón (y en invertir sus ganancias en negocios más limpios y duraderos), los políticos les dejaban hacer (entre otras muchas razones, porque también eran empresarios o accionistas de las minas muchos de ellos), los sindicatos no existían todavía (aún recuerdo, hacia 1964, el primer conato de huelga, que se saldó con varios detenidos y con la Guardia Civil ocupando el pueblo) y los mineros bastante hacían con sobrevivir a la silicosis y a las penosas condiciones de trabajo en que tenían que desenvolverse.

Así las cosas, nadie se preocupó entonces de reinvertir en las minas parte de sus beneficios para que éstas pudieran seguir rindiendo, de promover la agrupación de las pequeñas compañías en grandes cotos mineros que las hicieran más competitivas y viables, de instalar en las cuencas industrias secundarias del carbón que provocasen un efecto económico en cadena ni, por supuesto, de crear otras empresas alrededor de las minas que pudiesen un día servirles de alternativa cuando al carbón le llegaran peores tiempos. Y así, cuando éstos llegaron -y el peor, sin duda alguna, es el que estamos viviendo-, aquel floreciente mundo se vino abajo como un castillo de arena.

Sin embargo, y pese a lo que ahora digan, políticos y empresarios ya sabían entonces que el carbón español tenía sus días contados y que nuestra floreciente minería era un gigante de barro que sólo se sostenía en pie merced a la autarquía económica y política en la que nuestro país seguía viviendo.

Cualquier ingeniero sabe -y lo sabía ya entonces- que en las cuencas españolas se están explotando capas de hasta 50 centímetros de potencia, cuando en cualquier país avanzado se desechan normalmente las menores de 90. Cualquier ingeniero sabe -y lo sabía ya entonces- que nuestras minas son costosas de explotar, y enormemente peligrosas para los mineros, por la excesiva irregularidad y dificultad de los yacimientos. Cualquier ingeniero, en fin, sabe -y lo sabía ya entonces (o debería al menos saberlo)- que el avance del gas y del carbón extranjeros, mucho más competitivos, iban a hundir al nuestro en poco tiempo. Sin embargo, nadie hizo nada por adelantarse a los acontecimientos. España entró en Europa y el Estado siguió limitándose a subvencionar las pérdidas de la gran cuenca asturiana (más por razones políticas que por consideraciones económicas o estrictamente mineras), mientras dejaba el resto de las minas en manos de empresarios sin escrúpulos -salvo honrosas y contadas excepciones- o simples aventureros (la explotación de los extranjeros adquiere en algunas zonas tintes de esclavitud y todavía existen minas en España en las que se trabaja con mulas y métodos de la Edad Media), sin atreverse a iniciar la necesaria reconversión que ahora se quiere hacer de golpe y por la fuerza.

Se quejan nuestros políticos de que la gente no entienda que la reconversión es necesaria para la reindustrialización de las cuencas y de que los mineros se resistan a aceptarla, cuando éstos lo único que dicen es que la reindustrialización tendría que ser previa. Se quejan los empresarios de estar descapitalizados para acometer por sus propios medios las fuertes inversiones necesarias para la mejora de las minas y el saneamiento de sus empresas, cuando todos reconocen en privado que en los últimos años han ganado con las minas gran cantidad de dinero. Se quejan los sindicatos de que los mineros ya no les sigan, cuando ellos son responsables también de lo que está sucediendo, indirectamente al menos, por haber ignorado la gran cuestión de fondo y limitado sus exigencias a las medidas de seguridad y a los aumentos de sueldos. 

Todo el mundo se queja, pero nadie mueve un dedo. Y menos se decide a coger el toro por los cuernos. Mientras tanto, cada día se pierden nuevos puestos de trabajo y se empobrecen más los pueblos de las cuencas, cada semana se convocan nuevos paros y se anuncian nuevas huelgas, y cada mes se cierran nuevos pozos e, incluso, minas enteras (para finales de este año, por ejemplo, la de mi añorado Olleros, que quedará así convertido en un pueblo fantasma, lo mismo que tantos otros, si es que nadie lo remedia). Mientras tanto, con los mineros atrincherados en su. desesperación y con los empresarios batiéndose en desbandada o sacándole el último jugo a las minas vendiendo como propio carbón fraudulentamente importado del extranjero, los políticos siguen cruzados de brazos y se limitan a decir, como aquel periodista de la errata, que continúa muy grave un mundo que todos saben que ya está muerto.

es escritor.

El programa LIFE + en la convocatoria del 2010, aprueba un proyecto para la conservación del urogallo cantábrico.

El Secretario de Estado de Medio Rural,  Josep Puxeu, ha presentado, el pasado mes de julio,  el proyecto ‘LIFE + ‘, cofinanciado al 50% por la Comisión Europea y que tiene como objetivo fundamental frenar la pérdida del urogallo cantábrico, una subespecie endémica de la Península Ibérica, que en las últimas décadas ha perdido gran parte de su población, y fomentar su recuperación.

El animal se encuentra catalogado por la UICN en peligro crítico de desaparición. Las causas que amenazan su estado de conservación se encuentran principalmente en la fragmentación de su hábitat, la baja tasa de reproducción y el alto grado de depredación.

Para neutralizar estas amenazas se ha diseñado un programa de acción para todo el área de distribución de la especie, combinando acciones de conservación in-situ (mejoras de hábitat, control de predadores y competidores, reducción de mortalidad no natural, etc.) con acciones ex-situ (programa de cría en cautividad y reforzamiento de poblaciones).

La iniciativa se articula entorno a tres ejes de actuación para la conservación de esta emblemática gallinácea: favorecer el éxito reproductor y la supervivencia de los adultos; garantizar la conservación de sus hábitats favorables mediante actuaciones de restauración y mejora, asegurando la conectividad entre núcleos de población; y promover la conciencia social y la participación pública, aumentando el conocimiento sobre la especie y su hábitat.

El proyecto, cuyo nombre completo es ‘LIFE+ Programa de acciones urgentes para la conservación del urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) y su hábitat en la Cordillera Cantábrica’, pretende dar cumplimiento tanto a la Estrategias Nacionales de Conservación de Especies previstas en la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad como a las prioridades de la Estrategia Cibeles establecidas en enero de 2010 en Madrid, y cuyo objetivo general es detener la pérdida de biodiversidad en Europa.

El proyecto está cofinanciado al 50% por la Comisión Europea a través de los fondos LIFE+, y cuenta como socios con las Comunidades Autónomas de Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León (a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León), con el Organismo Autónomo Parques Nacionales, con SEO/BirdLife y con la financiación de la Fundación Iberdrola , y estará coordinado por la Fundación Biodiversidad .

Su área de actuación es la cordillera cantábrica y se ejecutará entre octubre de 2010 y septiembre de 2014, con un presupuesto de 7 millones de euros.

Esta información ha sido extraída del blog de medio ambiente de la obra social de Caja Madrid y de la página web de la Fundación Biodiversidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.